header biblioteca

Título
Sistema de administración del agua en Chile Administración del agua
Autor (es)
Brown, E.
Elaborado por
América Latina: situación actual y perspectivas. M. Ballestero, E. Brown, A. Jouravlev, U. Küffner and E. Zegarra. Santiago, Chile, United Nations: 13-32. CEPAL, Naciones Unidas
Año
2005
Ámbito Geográfico
Región:
Latinoamérica
Provincia:
 
Cuenca(s):
 
Fuente o link
 
Palabras clave
 

Descargar

Objetivos

Examinar, a través del estudio de caso de Chile, la situación actual y perspectivas de la administración del agua en Chile.

Contenido

Análisis de la institucionalidad pública de Chile, en particular, la Dirección General de Aguas (DGA) del Ministerio de Obras Públicas (MOP) y la Comisión Nacional del Medio Ambiente (CONAMA). Se revisan además otros actores públicos como la DOH, el Minsal, SISS. Se estudia el desempeño de las organizaciones no públicas tales como las OUAs. Además, se investigan los mecanismos de resolución de conflictos y los mecanismos de comunicación.

Resultados

No existen en Chile organizaciones ni normativas que propendan hacia una gestión integrada de cuencas. Las iniciativas que en este sentido han impulsado las instituciones del Estado (en particular la DGA) no han tenido éxito, muy probablemente porque no se ha logrado transmitir a los legisladores, o al público en general, las ventajas que una gestión integrada tendría para la sustentabilidad de largo plazo del recurso. Además, la organización del sistema de administración del agua seccionada por tramos de ríos, atenta contra una GIRH. Las organizaciones de usuarios se han constituido sólo en algunas cuencas (o secciones de cuencas), dado que la legislación vigente no obliga a los usuarios a formarlas. La consecuencia es que existen amplias zonas del país en las que la administración de los recursos hídricos es bastante débil, tanto porque las obras de captación, control, conducción y distribución son físicamente precarias, como porque no existen organizaciones de usuarios, o bien estas son deficientes en sus procedimientos y recursos empleados. Esto ocurre tanto en las redes primarias de canales, como, más aún, en las redes secundarias y terciarias. En general, el Código de Aguas no está orientado a preservar condiciones de explotación sustentables de largo plazo, sino más bien, sólo a actuar una vez detectadas situaciones de franco deterioro.

Subir